lunes, 10 de agosto de 2009

Un truco para que te escuchen

Si consigues hacer reír a alguien, está más predispuesto a escucharte y ver qué le puedes aportar.

Will Smith


Yo desde luego como profesora tomé hace tiempo buena nota de ello. No hay nada mejor que llamar la atención de los demás con una anécdota graciosa, o como decían los de "La vida es así": si la lección es divertida, nunca se olvida. :)

4 comentarios:

Hada dijo...

Es un truco que no falla... yo no suelo ser demasiado graciosa, pero lo uso cuando dicto seminarios y me ha resultado de maravillas.

Abrazos!

Sega dijo...

¿neurótica?..., no no, todo lo que cuentas está muy bien contado -o al menos lo que leí, que fue algo-.

Por cierto, Will Smith no se equivocaba, y te daré un secreto más con respecto a eso; si quieres desviar la atención de una conversación a la tuya, también sirve el truco, como por ej., evitar temas espinosos, o en la propia clase, evitar que se les vaya la atención.

:)

Trasto dijo...

Toda la razón Will Smith...
A mi eso me pasa con los hombres, es una cualidad que les hacen ganarse puntos...jejeje Por eso me gusta Will, entre otras cosas claro... ;)

Dita Ciccone dijo...

Pese a caerme mal Will Smith, tiene toda la razón...
reirse es vital