sábado, 22 de agosto de 2009

Repitiendo errores continuamente

Con el tiempo he ido aprendiendo algunas cosas de mí o de cómo llevar mejor mi vida, un día os contaré algunas, son lo que yo llamo Lecciones de vida. De momento, tomo nota para no olvidarlas y porque me gustaría dejarles eso como legado a mis descendientes (sin que suene pretencioso, sino de manera humilde a modo de "aquí tienes mis errores, por si tú puedes evitarlos y cometer otros diferentes"). Una de estas lecciones que aprendí hace tiempo y que hace poco he vuelto a desobedecer es contradecirme a mí misma. Me explicaré: a veces uno siente que debe tomar un camino pero la sociedad, la mayoría de la gente, la lógica de la multitud te señala otro. ¿Qué hago yo? La mayoría de las veces hago lo que hace la mayoría porque me parece que no puede haber tanta gente equivocada, es lo que según dice la expresión "Argumentum ad populum" (fiarse de lo que dice la mayoría en lugar de valorar el argumento). Claro que rememorando mis años de EGB recuerdo que entre las típicas frases graciosillas que circulaban había una que decía "come mierda, millones de moscas no pueden estar equivocadas".


Bueno, que se me va, volviendo al tema. El otro día volví a caer en la cuenta leyendo un post de Urkatu. Me hizo recordar que siempre me pasa lo mismo, siempre meto la pata de la misma manera y siempre llego a la misma conclusión:

“Cuando hago caso de mí misma las cosas pueden salir bien o mal pero tengo la tranquilidad de que lo intenté, de que seguí mi instinto y creí en mí. Sin embargo, cuando hago lo que haría la mayoría a pesar de contradecir lo que siento, el resultado suele ser catastrófico, nunca ha salido bien y lo peor es que siempre me he sentido rematadamente imbécil por no haberme hecho caso”.

En resumen: hay que hacer caso de uno mismo, de su corazón, instinto, presentimiento, que cada uno lo llame como le de la gana, pero cada persona somos únicos y la diferencia entre las personas y los animales (como los borregos) es la capacidad de razonamiento, ellos no tienen esa capacidad, no tienen elección. Nosotros sí podemos elegir, yo a partir de ahora me elijo a mí. Seré responsable de mis propios errores y me equivocaré por haber elegido mal y no por dejar que otro lo hiciera.



7 comentarios:

Trasto dijo...

Yo me quedo con esta frase: "come mierda, millones de moscas no pueden estar equivocadas" jajaja, no porque esté deacuerdo (todo lo contrario) si no porque me ha hecho mucha gracia y nunca la habia escuchado.
Por lo demás, haz caso de tu instinto, tu presentimiento, tu sexto sentido (que para algo lo tenemos jeje) porque si te equivocas al menos será porque lo has decidido tu, que jode mucho pensar eso de... porque le hize caso a este/a???
Besos guapa!

Urkatu dijo...

Y si nos unimos en club? "El club de las neuróticas" ?

Me alegra saber que no soy la única que se siente así cuando se equivoca o precisamente porque se equivoca.


Aisss tantos casos iguales...

Besitos Brit.

Trasto dijo...

Guapi un premio te espera en mi blog!
Porque tu lo vales! jeje

andrea farias dijo...

Primera vez que paso por tu blog y la verdad me ha gustado mucho este post.
Yo como ariana que soy, me dejo llevar mucho por mis impulsos, y soy de hacer y decir lo que pienso y siento... muchas veces eso me trae problemas y hasta enemigos... pero no hay nada como ser auténtico. Siendo uno mismo y no actuando como la sociedad espera, sino como nos dicta nuestro interior podemos equivocarnos si, pero nada se compara con la sensación de por lo menos haberlo intentado... no debe haber tristeza mayor que arrepentirse de haber renunciado a algo y quedarse con la duda de saber si hubiera resultado un fracaso o el mayor éxito...
Saludos desde Uruguay!

simplementeyoç dijo...

Hola, te he leido todo lo que tenía pendiente, pero como tengo poco tiempo (sigo de vacaciones) te comento aquí:
Me encanta Bucay y el cuento que elegiste...
Y respecto a este post, pues tienes toda la razon, a mí me pasa igual, cuando me contradigo por hacer lo que dicen los demás me siento fatal, por el contrario si hago lo que yo creo, me siento mejor, aunque me equivoque.
PD: Gracias por el comentario en el post sobre mi madre, me hizo mucho bien. Besos

simplementeyo dijo...

Hola, te he leido todo lo que tenía pendiente, pero como tengo poco tiempo (sigo de vacaciones) te comento aquí:
Me encanta Bucay y el cuento que elegiste...
Y respecto a este post, pues tienes toda la razon, a mí me pasa igual, cuando me contradigo por hacer lo que dicen los demás me siento fatal, por el contrario si hago lo que yo creo, me siento mejor, aunque me equivoque.
PD: Gracias por el comentario en el post sobre mi madre, me hizo mucho bien. Besos

Hada dijo...

Definitivamente, si nos vamos a equivocar, que sea por algo en lo que en realidad creemos, o algo que queremos hacer, no por seguir lo otros dicen que deberíamos hacer. Hacer lo que dicte el corazón, siempre será la mejor opción, aunque nos equivoquemos, todo es parte de aprender y madurar.

Abrazos! =)