miércoles, 12 de octubre de 2011

Todos tenemos Gremlins que nos incordian

Como sabéis llevo unas semanas bastante baja de moral por el tema de haberme quedado sin trabajo este año. Tengo días mejores y días peores e intento llevarlo de la mejor manera que se me ocurre en cada momento. Pero a veces una se encuentra que le cuesta más de la cuenta seguir adelante y eso es lo que me ha recordado otra de las partes del libro de Juan Rallo y Almudena Cid, Estupenda en 9 semanas y media, que os quería comentar. A veces los responsables de complicarnos más la vida son lo que Almudena llama "Gremlins." Sí, sí, habéis leído bien: gremlins. Esas vocecillas que siempre tienen malas ideas y nos convencen para llevarlas a cabo y también los que nos machacan cuando más bajos de moral estamos.

Hace tiempo que quería hablaros de este tema, que fue una de las partes que más me gustó del libro, y aprovecho ahora que los míos están más pesados que nunca para contároslo (están tan pesados que parece que se hayan escapado de noche a un parque acuático y se hayan hinchado a zampar!!). Pero bueno, volviendo al libro, en él encontraréis una serie de artículos al final de cada capítulo relacionados con la motivación (ésta es la contribución de Almudena Cid al libro). Uno de ellos se titula“Ángeles y demonios”. En este artículo Almudena nos habla de los gremlins. Un gremlin lo identificamos en seguida porque son los que le dan voz a esas nefastas propuestas que surgen de nuestro interior como “Hoy no voy al gimnasio y mañana hago el doble”. Todos llevamos gremlins con nosotros a todas partes, a mí el mío me suele decir a menudo (sobretodo cuando quiero hacer algo que sé que no debo) “hazlo, total sólo se vive una vez no hay que pasarse la vida preocupándose. Disfruta y no pienses” y a mi hermana, con respecto a esto de las dietas le dice “venga cómete todas las cosas que engordan hoy antes de que empieces la dieta mañana y te sientas tentada. Lo mejor es acabar con las tentaciones cuanto antes, es por tu bien” y con esa excusa pone 2kg en un día antes de empezar a perderlos. Ni qué decir tiene los dolores de barriga que le dan a veces a los dos días y la culpa que le echa ella a la dieta por ellos, obviamente eso se lo ha sugerido su gremlin también.

Hay que tener mucho cuidado con ellos. Sin embargo, como dice Almudena, “no son del todo maliciosos, más bien son los vigilantes de que nada cambie, de que todo quede como está”. Es por ello que a veces no nos dejan progresar en diferentes aspectos de nuestra vida y se encargan de destacar nuestras debilidades, nuestros miedos, nuestro cansancio, nuestros enfados. Los gremlins no sólo nos sabotean en las dietas, nos sabotean en muchos aspectos de nuestras vidas. Sin embargo, volviendo a las palabras de Almudena “es importante saber que están ahí, que son parte de nuestra mente y, por tanto, van a estar siempre. La mejor manera de librarnos de ellos es tomar conciencia de que existen desde el principio. (…) Así, si aparecen, podremos reconocerlos, nombrarlos y así decirnos: Está hablando uno de mis gremlins”.

Pero como reza el título del artículo, a parte de demonios, también nos rodean ángeles. En este caso Almudena hace referencia a toda la gente que nos apoya, que nos anima, que nos motiva, que nos sube el ánimo cuando lo necesitamos. Igual que dice el refrán “elige consejero y tendrás elegido el consejo” y es que como dice ella es cierto que acudimos a una persona u otra en función de lo que queremos oír. Así que a veces cuando hay un gremlin pesado que no te deja en paz puedes ignorarle buscando la motivación que lo haga callar, incluso si esa motivación viene de fuera.

Este artículo de Almudena me ha gustado especialmente, lo recomiendo sobretodo porque de verdad te motiva en muchos aspectos. Yo lo estoy teniendo muy en cuenta ahora que mis gremlins me están machacando, a veces me siento mal por estar sin trabajo y esos sinvergüenzas intentan hacerme responsable de la situación. Pero luego respiro hondo y me doy cuenta de que como casi siempre no tienen razón, estamos viviendo una crisis mundial (ni siquiera es a nivel estatal) y dentro de España hay casi 5 millones de parados. Yo soy una más, una más de las que está pagando la factura que han dejado montones de personajes sin escrúpulos que se han dedicado a robar durante años y ahora que se ha descubierto el pastel nos toca pagar la cuenta a los que quedamos.

Así que ya lo sabéis, cuando oigáis pensamientos negativos paráos a pensar si no serán vuestros gremlins que os están tocando las narices de nuevo. Y si son ellos, con ignorarles se van volviendo buenos, digamos que pasan del gremlin verde feote y de malas ideas a aquel mono peludo y bueno que se llamaba Gizmo.

¿Habéis visto alguna de las pelis de "Gremlins"? ¿Tenéis muchos gremlins viviendo en vuestra cabeza? ¿Alguna vez os han llevado a lamentar más de una decisión?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tengo muchos gremlins y me sorprendo a mi misma del autocontrol que intento tener todos los dias. Asi es la vida, yo intento ver lo positivo de las cosas por muy malas que estas me resulten.
Un saludo y mucho animo con lo de tu trabajo.
Monica.

Domi dijo...

Muy interesante y cierto!
Mi gremlin también me dice a veces que no vaya al gimnasio, pero trato de hacerle la pelea!
El otro me impide hacer las tareas porque "puedes empezar más tarde"... Con ese es más difícil luchar jaja

Saludos!

Barby G. Schonholz. dijo...

Hey, buenísima entrada, muy interesante. Me motivaste a leer el libro, hacia mucho que quería alguno de este tipo.
Yo tengo mis gremlins, por ejemplo, con salir de fiesta en vez de quedarme a ordenar, a estudiar, entre otras cosas. Por suerte se cuando detenerlos. Y con la comida es un tema pero aprendí a acabar con ese jaja.

Pasate y contame tu garron del día, saluudos :)

Britanny dijo...

Anónimo: gracias por tu apoyo :)

Domi: ánimo, sigue luchando contra ellos!


Barby G.: antes de comprarte el libro directamente ojealo bien en la tienda. Yo le he sacado el partido que he podido pero me ha bastado con cogerlo prestado de la biblioteca.

Rebeca dijo...

Gremlins ¡me gusta el concepto! ¡Hay que ver lo que me ilustras siemrpe! ¿Y quién no tiene bichejos de esos escondidos en la cabeza y poniéndole excusas? pero es que el miedo al cambio es inevitable al ser humano.

Me encanta que te tomes tus circunstancias de forma positiva, y no desesperes, vales mucho, encontraras lo que buscas, es cuestión de tiempo, paciencia y a veces de desesperación.

Barby G. Schonholz. dijo...

Te odio! Jaja me enganché mucho con la pagina, no la conocia.

Barby G. Schonholz. dijo...

Y sí, el libro queria descargarlo pero es muy nuevo, asi que veré si hoy paso por alguna librería, aunque no creo que este tan caro...

Fran dijo...

conseguiste descargarlo??

Te he encontrado de casualidad buscando el libro, pero me pasaré a menudo, pq está muy currado!

Britanny dijo...

Gracias Fran.

Pero, oye, NO ME DESCARGUÉ EL LIBRO. Lo cogí de la biblioteca pública. Si no estás seguro sobre comprártelo mira a ver si lo tienen en alguna biblioteca.

Fran dijo...

pero de la biblioteca pública o de la "biblioteca pública llamada internet" (jijiji)

es que lo quería para el ebook.

Britanny dijo...

No, no de la biblioteca pública real. Yo soy de la vieja escuela, donde esté el papel que se quite lo digital y más para un libro!

No soy capaz de leer más de una página de un ebook, me molesta mucho la vista.

No sé de dónde eres pero si por casualidad vives en Cataluña te aseguro que lo puedes pedir que lo tienen en la Xarxa de Biblioteques y si no pues mira en la biblio te tu ciudad que igual tienes suerte. El libro se lee rápido así que es ideal para cogerlo prestado en la biblio.

Suerte!