jueves, 15 de enero de 2009

Esperanza de vida de los blogs

El otro día en un programa de la tv decían que la media de vida de un blog suele estar entre un año y un año y medio. Argumentaban que está muy de moda y que normalmente a la gente le hace mucha ilusión tener su huequecito en el mundo, ser escuchado -bueno leído-, tener la oportunidad de demostrar su originalidad y expresarle al mundo lo que piensa. Decían que, como es habitual, uno empieza rebosante de ideas y de ilusión pero que luego el día a día acaba apagando las ganas y cambias el tumbing por el posting. Un blog lleva su tiempo y no todo el mundo está predispuesto a dedicarle un ratito al día o a la semana para tenerlo actualizado. Por eso se ve que la mayoría no supera la barrera del año y medio.

Yo creo que hay muchos tipos de blogs: temáticos, comerciales, familiares, de noticias, de artículos informativos, etc. Pienso que los que no duran mucho son los blogs personales, vamos del estilo del mío. Los demás suelen estar hechos por más de una persona y estos, en cambio, son responsabilidad de una sola y si intentas publicar a diario te estresas mogollón. Para mí el blog es algo que empecé por placer y que me ha brindado la oportunidad de conocer a gente estupenda que aunque son desconocidos en la vida real y no podría reconocerlos en la calle aquí me aportan mucho y me los quiero un montón. Yo tengo este blog de forma egoísta para mí misma, a veces miro por curiosidad las estadísticas y me emociono porque parece que me siguen más de cuatro gatos y me entra la vena Carrie Bradshaw y quiero ser supergenial y publicar cada día y que todo el mundo cuente los minutos para leer mis artículos... suerte que esto sólo dura un par de minutos en mi cabeza hasta que de repente vuelvo a la tierra y me doy una bofetada mental. ¡Cómo se nos va la olla a veces eh! Te emparanoias con algo y cuando te das cuenta te has montado una empanada mental que no veas...

Yo conocí este mundillo hace un par de años creo, tres como mucho. Desde entonces he ido siguiendo a diferentes personas: unas se han rendido y se han despedido, otras simplemente desaparecieron o cerraron sin previo aviso, otras lo han cambiado todo menos la dirección, otras sólo publican dos veces al año, etc. Pero también he visto gente que admiro, gente que publica religiosamente cada día sin perder nada de calidad y gente que lleva años en esto con las mismas ganas que al principio. En esta vida hay de todo y uno siempre aprende cosas nuevas: por ejemplo, me parece estupendo la gente que usa el blog para mantener informados a la familia y amigos de cómo le va la vida, o gente que ha tenido un bebé y cuelga ahí las fotos, vida y anécdotas de su retoño para que el mundo lo sepa y ahorrarse una pasta en imprimir fotos para las abuelas, gente que...

¿Qué pensáis vosotros de la esperanza de vida de los blogs? ¿Alguno os ha sorprendido por su utilidad, originalidad o cualquier otra cosa?

8 comentarios:

Trasto dijo...

Pues no se si estoy muy deacuerdo con lo que dicen de un año y medio de vida... por ejemplo tu caso ha superado ese tiempo y aqui estás! jeje.
Yo creo que depende de cada persona, de lo que tenga que contar, las ganas, el tiempo...
A mi me pasa como a ti, mi blog es mas bien del estilo personal y bueno no llevo muhco tiempo pero creo que duraré bastante por aqui...estoy enganchadilla jeje.
Tu no nos dejes!! jeje
Besooos

MoHiKaNa dijo...

Yo al principio no queria saber nada de este mundo. Antes me apuntaba a todo lo habido y por haber y al final no atendia a nada, pero me convencieron para hacer un blog y sigo con él y ya voy hacer el año y medio. Pienso que los personales, los que son de uno mismo en los que empiezas con un comentario y de repente te haces con un grupo de gente asidua son los que perduraran. En esta clase de blogs es como ese cibercafé en las que te animan, te apoyan y se rien con uno y creo que esos juntos con los de humor y cosas curiosas son los que perduraran más de año y medio.

Biquiños¡¡¡

Martín dijo...

Buenas noches, Britanny!

Primero, me presento: soy Martín, un joven opositor alicantino que dedica sus ratos libres al cine, las series, los libros y, desde hace unos meses, a leer blogs.

No recuerdo muy bien cómo llegué hasta "Diario de una neurótica", pero sí que, desde que lo hice, fue incluido a la lista de blogs que sigo habitualmente.

Hasta ahora no me he decidido a comentar. Sólo he comentado a un conocido, un amigo virtual, que fue el primero en publicar sus relatos en un blog y, desde el suyo, navegué hasta encontrar algunos de los que todavía hoy sigo leyendo.

Espero no te importe el haberte leido sin comentar. A veces por no saber qué decir, otras por no considerarlo oportuno,... Como sea, hoy me he decidido. Y lo he hecho por el tema de la entrada: la vida de los blogs.

Mi opinión: no sé muy bien si es o no acertada la afirmación, pero sí que, como dices, la temática, los usuarios, los comentarios, etc. son elementos decisivos para mantenerlos "vivos". También he visto algunos perecer, otros resurgir, algunos actualizarse a diario y otros no tanto.

Pero, además, todo depende del objetivo por el que se abre. Y, cada cual tiene unos motivos. Si éstos permaneces, también con ellos permanecerá el blog. Al menos eso creo.

Lo dicho, espero no haberte molestado. Pero, espero más todavía que tu "Diario..." siga vivo por mucho más tiempo.

Un saludo!

Artabria dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog. Con el que estoy ahora es el tercero. El primero lo tuve en blogspot.es, el servidor no era muy bueno y un día desapareció y me cambié a blogger. El segundo ´murió hace unos meses: le había contado a gente conocida que lo tenía y ya no tenía libertad para escribir de lo que quería. Ahora tengo el tercero, totalmente anónimo. Llevo más de dos años y medio en esto de los blogs......

Dita Ciccone dijo...

A mí me ha supuesto conocer a gente como tú, que me aporta y con la que me gusta hablar, sin presencia física, de mente a mente, y eso está muy bien.
El anonimato te da mucha libertad, y es una gran ventaja. Y luego, el hecho de escribir sobre lo que te pasa por la cabeza cómo y cuándo quieras... libera bastante...
He pensado muchas veces en cerrarlo, lo decidí una vez, al final opté por un término medio: lo restringí ... hoy por hoy, sigue siendo parte de mí, y no me agobio si no posteo a menudo, como al principio...
Muchos besitos

Britanny dijo...

Wola!

Jo he leído todos vuestros comentarios y estoy absolutamente de acuerdo con un pedacito de lo que dice cada uno:

Trasto: creo que lo fundamental es lo que dices de que depende de lo que cada uno tenga que contar, como yo ya tenía la costumbre de hablar sola antes de que inventaran el cybermundo... aquí me siento como una esquizofrénica en su salsa, las voces me siguen el rollo jejeje

Mohikana: desde luego que se crea un ambientillo por aquí es verdad que a veces yo también me siento como en un cybercafé, bueno como en una cafetería con amiguetes en un cyberespacio mejor dicho :)

Martín: bienvenido! Me alegro de que te hayas decidido a "hablar en voz alta", así es más divertido. No te cortes y danos tu opinión siempre que quieras, como dicen los yankies "estamos en un país libre" jeje

Artabria: yo ya pensé en eso desde el principio y sólo hay una persona que me sabe que existe este blog y me conoce en el mundo real, pero con él jamás me sentiré cohibida así que es la única excepción. Por lo demás hay amigos y familiares que saben que tengo uno y aunque me preguntan nunca les doy la dirección es cierto que el anonimato te da la libertad que a veces no tienes en la vida real.

Dita: qué te voy a contar que no sepamos las dos jeje Solo por conocer a gente como tú y de un modo tan auténtico gracias a la forma de conocernos ya ha merecido de sobra la pena. Me encanta el anonimato de este mundillo por eso, porque no tiene cabida la hipocresía del mundo de verdad. Aquí las relaciones son más auténticas y uno dice lo que realmente piensa sin miedo a las consecuencias.

Hada dijo...

Considero que los blogs son tanto una forma de identidad, como una manera de conectarnos con otros. Son interesantes a su modo, y tal vez su período de vida depende mucho del tiempo que tengamos para dedicarles a estos espacios. Personalmente he pensado varias veces abandonar el mío, ya que no tengo suficiente tiempo para atenderlo como quisiera... pero también me dolería un poco (o bastante) dejarlo, porque hay algo en estos espacios, un poco de esa magia que todos necesitamos, y necesito un poco de todo eso. Tal vez mis obligaciones me hagan apartarme de los blogs en algún momento, pero espero no dejarlo a corto plazo.

Un abrazo!

simplementeyo dijo...

Es muy normal q pase eso, yo no podría escribir a diario.. De todas formas creo q cuando un blog se convierte en obligación es cuando ha llegado el momento de parar. Besos grande
PD: espero q en tu caso no nos abandones.. besos