sábado, 19 de junio de 2010

Me echo de menos

Hace un par de días estaba leyendo el blog de Simplemente Yo y me sentí en total sintonía. Tengo muchas cosas en común con ella y lo de los "pequeños agobios" es algo recurrente en mi vida. La verdad es que a mí también me va bien llegar aquí y soltarlo. De hecho, cuando estoy muy agobiada, a parte de dar un paseo, darme una ducha o dormir un rato lo mejor que puedo hacer por mí es coger un papel y plasmarlo todo. Es como si hiciera un corta y pega de mi cabeza al papel.

Últimamente, yo también voy juntando pequeños agobios que me van devorando. Tanto que ha llegado un punto en que me he perdido entre tanto papel de "desahogo". Sé que estoy por ahí, pero a veces me tengo que buscar y sacarme a mí misma con pinzas y ponerme delante de todos los papeles.


Como sabéis este año he empezado a trabajar por fin en la pública (el sueño profesional de toda mi vida). He estado 5 semanas en un colegio de primaria con unos niños realmente conflictivos que a veces lograban acabar con tu paciencia. Pues bien, me cesaron porque se incorporó el titular y yo contenta de tener vacaciones por fin. Después de haber estado desde septiembre trabajando unas 10h/d de lunes a domingo estaba agotada y necesitaba vacaciones. Pues nada, yo ya había cambiado el chip trabajador por el chip veraniego y me llamaron de un instituto de secundaria. Me puse contenta -claro- porque no me esperaba entrar en secundaria tan pronto y además me vendría genial la puntuación y el sueldo claro. Pues ahí estoy desde el día 10, lo malo es que ya no hay estudiantes. La verdad es que no sé muy bien por qué me han llamado porque no hago casi nada en todo el día. Estoy cubriendo una baja por maternidad y la titular antes de irse ya lo dejó todo listo. Así que allí estoy yo todo el día sin hacer nada (leyendo un libro o vaciando unas encuestas que me han dado por darme algo) y los demás profes estresados de un lado para otro. La verdad es que estoy apreniendo bastante de cómo funcionand algunas cosas en las reuniones que tengo que asistir pero me siento mal porque voy perdida en todo. Me han dado un calendario lleno de reuniones y demás que está como cifrado, ejemplo: "Reunión de PMS". Imaginaros, ¿qué ocurre? pues que no me queda otra que preguntar por supuesto. ¿Y que pasa cuando preguntas? Pues que la gente maja que te responde no suele tener ni idea, sólo saben de lo suyo y no se preocupan de lo que pueda ser lo demás con lo que me quedo igual. Y la gente que finalmente me aclara las cosas -los que saben- suelen contestarme de muy mala gana, vamos que les molestan las nuevas. Como si ellos nunca hubieran sido nuevos. La verdad es que a veces me dan ganas de sentarme en el sofá de la sala de profes a leer toda la mañana y cuando suene el timbre a mi casa y que me paguen igual porque cada vez que pregunto si puedo ayudar o no hace falta o te responden en otras palabras "qué quieres ahora? no ves que estoy muy ocupado/a?".

Total, ¿qué voy a hacer? Pues cambiar el chip. Para empezar cogerme un par de libros de ejercicios de inglés que quería hacer este verano y ponerme las pilas allí (el que me necesite que me busque). ¿Y que más? Pues intentar no centrar toda mi vida en el ámbito laboral. Estoy agobiada porque no tengo tiempo para mí, para mis otros ámbitos. Llevo todo el año volcada al 110% en el trabajo y ni me acuerdo de mí. Me ducho a toda prisa, veo a mi novio porque de paso me echa una mano en unos recados, y me paso todo mi tiempo libre preparando cosas para mi tiempo laboral. Así no se puede. Pero lo triste es que me esto le pasa a mucha gente. Se obsesiona con la vida amorosa, laboral, la dieta, la familia, etc. Y se olvida de que la vida es una mezcla de TODO.

Así que a partir de ahora sólo pensaré en el trabajo en mi horario laboral y por las tardes a otra cosa mariposa. Voy a aprovechar para hacer todas esas cosas que he ido acumulando el resto del año que siempre digo "ya las haré en verano" (como ordenar el armario, que he pasado de la fase tetris a la fase abro-tiro algo corriendo- y cierro más rápido todavía para que no se caiga al suelo). Aprovecharé lo que queda de junio para eso y a partir de julio ya lo pensaré. Por un lado quería hacer unos cursillos pero... primero unas vacaciones de rascarse la barriga en la playa y luego ya veremos.




¿Qué planes de verano tenéis vosotros?

2 comentarios:

simplemente yo dijo...

PUes exactamente lo que estoy haciendo, desahogobiarme.. Me alegra inspirarte, pero espero que la próxima vez sea un post más alegre, jajaja, besos.
PD: Relajate ya veras como todo cambia.

Franck dijo...

Hola soy administrador de una red de blogs estuve visitando tu página http://diariodeunaneurotica3.blogspot.com/ y me pareció muy interesante. Me encantaría que pudiéramos intercambiar links y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestros páginas.
Si lo deseas no dudes en escribirme.
Exitos con tu blog.

saludos



Franck
contacto: rogernad08@gmail.com