viernes, 10 de abril de 2009

Un libro que me ayudó mucho a entender al otro sexo

De todos los libros que he leído si tuviera que elegir uno que realmente me ha sido útil y práctico en la vida diaria elegiría ¿Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas? de Allan y Barbara Pease. Este libro me ha ayudado mucho en mis relaciones con los chicos, no sólo en mi relación de pareja sino con mis amigos, padre, hermano, etc. ¿Y por qué no decirlo? A veces también un poco con las demás mujeres. Es un libro que está escrito en un lenguaje muy sencillo y cotidiano y el cuál te explica por qué somos tan diferentes hombres y mujeres en muchos aspectos.

Por ejemplo, para ser prácticos os diré algunas de las cosas que aprendí con él:

  • Las mujeres basamos gran parte de nuestra comunicación en nuestro tono de voz mientras que los hombres no. Por ejemplo, cuando nos enfadamos y ellos nos preguntan "¿Qué te pasa?" o "¿Te pasa algo?" y nosotras contestamos "NADA". Con ese tonito que todos conocemos, en realidad estamos intentando decirles "¡¿Cómo que qué me pasa?!", "¡Pues claro que me pasa algo!" o "Que me ha sentado mal que...". Pero en lugar de eso, intentamos que por el tono de voz se den cuenta de que nos pasa algo y averigüen qué es (o en la mayoría de los casos que nos pidan perdón pero ya). Grave error. Ellos son muy prácticos y literales y como nos han preguntado si nos pasaba algo y hemos dicho que nada, caso cerrado, no le dan más vueltas.
  • Nosotras normalmente somos capaces de estar pensando en más de una cosa a la vez y aprovechamos los "descansos" para hacer planes mentales o darle vueltas a algo. Así que cuando vamos en el coche y ellos van conduciendo en silencio y les preguntamos en qué están pensando y nos dicen que en nada no les creemos. Cierto. Realmente aunque nos parezca inverosímil ellos no están pensando en nada. Mente en blanco (concepto nuevo que deberíamos empezar a practicar).
  • Los hombres, a diferencia de las mujeres, no tienen la necesidad de mantener una conversación sólo por estar acompañados de otra persona. Algo impensable para nosotras y que interpretamos como que les pasa algo, que están cansados, pensando en algo, se encuentran mal, etc. Y no dejamos de dar la bara con lo de "estás muy callado, ¿te pasa algo?", "chico es que de algo tendremos que hablar", hasta que nos miran como a bichos raros o cotorras parlanchinas.
  • Las mujeres, normalmente, solemos ser más detallistas y observadoras que ellos y por eso nos resulta más fácil acertar con sus gustos y apetencias. Ellos, sin embargo, son muy simples y piensan que si quieres o deseas algo sólo tienes que pedírselo. Así que la mujer se suele pasar la vida esperando a que el hombre le adivine el pensamiento: que cumpla una de sus fantasías, que un día le de cierta sorpresa, que le lleve a tal sitio, etc. Mientras que ellos no tienen ni idea de tus esperanzas y deseos ocultos. Así, que ya sabes, hazlo fácil y si quieres algo pídeselo clarito "Mira, Juan, me encantaría que un día (mañana no, otro que tú elijas) me sorprendas con unas entradas para el teatro y una cena romántica, vale cariño?" Ale, él seguramente -si le gusta el teatro- estará encantado de hacer realidad tus deseos.
  • Y por último os voy a contar mi gran descubrimiento, lo que ha sido más útil para mí de todo lo que llevo leído hasta ahora: cuando hay una pelea, discusión, disgusto, etc. y ella se enfada por algo, lo mejor es decírselo clarito: "Juan, estoy enfadada -o me ha dolido- que me hayas dicho las cosas en ese tono, eres un bruto" (por ejemplo). Porque normalmente una se enfada y se disgusta y él tan ancho viendo el fútbol porque realmente no tiene ni puñetera idea de que estés enfadada o de por qué lo estás. Así que eso de discutir con el noviete y luego no cogerle el teléfono como síntoma de cabreo no funciona, es mejor cogerle el teléfono y decirle lo enfadada que estás y porqué. Luego ya, depende del noviete ya se las ingeniará para que le perdones.
Bueno, he de deciros que el libro me lo empecé a leer hace años pero no lo terminé y lo dejé en la estantería con la intención de terminarlo un día de estos -cosa que espero hacer. Así que seguro que por el camino encontráis más utilidades de las que ya os he comentado. Por cierto, que yo lo he explicado así un poco de andar por casa pero casi siempre te dan explicaciones científicas para todo esto eh. Para terminar, se me ha olvidado añadir que el libro está estructurado en capítulos o artículos muy cortitos ideal para coger cinco minutillos en el tren o a la hora de comer en el curro y además está narrado con mucho sentido del humor (hay chistes, tests, dibujillos graciosos, etc). Os lo recomiendo del todo, igual que la segunda parte que ya está a la venta y creo que puede que haya una tercera.

7 comentarios:

Trasto dijo...

Hola guapa!
Oyeee ese libro me lo queria comprar! mas de una vez lo he visto y no se porque no me lo he comprado aun...me han hablado muy bien de el asi que...ya se cual será mi próximo libro ;)
POR PARTES:
- Ese anuncio de cerbeza me encanta! cada vez que lo veo no puedo evitar reirme jeje
- Con lo del "nada" dios mio...creo que eso lo hacemos todas y es que ellos no pillan ni una eh? a mi me da rabia tener que decirle porque estoy enfadada cuando se supone que lo tendria que saber si ha sido por el...
- Creo que todas también hemos hcho la pregunta de ¿en que piensas? yo al menos mas de una vez jeje, pero no me explico como pueden tener la mente en blanco en algún momento, que me lo cuenten!! jeje
- Eso que hay que decirle las cosas claras...ay pero tener que decirselo pierde el encanto no? lo suyo es que te sorprenda...joer que complicadas somos las mujeres...jajaja creo que ya se porque sigo soltera jeje
Oye y habrá una segunda y tercera parte del libro?? eso si que no lo sabia! Nada, me voy a comprarlo en cuanto pise el Fnac jeje
Gracias guapa! Besos!

Sil dijo...

Anda! ese libro me lo regalaron hae un tiempo y también lo he leido. Y la verdad es que me gustó :)

simplmenetyeo dijo...

Yo ya me lo leí hace tiempo, pr luego olvidé muchas de las cosas.. jajajaj Pero bueno, gracias por recordarlas. Besos

Yoyo dijo...

Si que es cierto todo lo que dices, asi que supongo que habrá que comprarselo...
Anotado!!! :)
Besosss

Hada dijo...

Interesante! voy a tener que leerlo... si alguien ya descubrió todo eso y escribió un libro, no tenemos que andar dándonos tantos golpes en la vida al "intertar entendernos", no?

Britanny dijo...

Bueno, veo que en general os ha gustado la recomendación literaria :) Para las que lo habéis leído y os habéis quedado con ganas de más, (y contestando a tu duda, Trasto) pasaros por vuestra librería o biblioteca y buscar qué más tienen de Allan y Barbara Pease porque parece ser que hay más libros del estilo tipo:
- "Por qué los hombres sólo pueden hacer una cosa ala vez y las mujeres no dejan nunca de hablar"

-"Por qué los hombrs no se enteran y las mujeres siempre necesitan más zapatos"

Y algunos más ;)

Roberto González del Río dijo...

Hola, acabo de encontrar tu blog buscando en Google algún artículo sobre la "Depresión por desempleo" y me ha parecido muy interesante.

En cuanto a la temática de este post, en mi caso, estoy totalmente de acuerdo con lo que expones aunque los hombres también deberíamos hacer un esfuerzo por comprender las motivaciones y las emociones del sexo femenino.

Por mi parte, sigo con mi personal "lucha" por comprender los detalles de los que hablas ya que en muchas ocasiones me frusto por intentar hacer entender, en forma de razonamientos, mi punto de vista sin conseguirlo, o consiguiéndolo parcialmente sin saber bien por qué.

Por suerte o por desgracia he tenido que darme cuenta de ciertas cosas sobre lo que cuentas en el artículo a base de experiencia y cabezazos contra la pared, rindiéndome poco a poco ante la evidencia.

Cada persona es un mundo, claro, pero todavía me fascinan algunos detalles sobre las mujeres (Generalizando) como que normalmente sois capaces de pensar en varias cosas a la vez (cosa que a mi me parece inconcebible) o vuestra capacidad para fijaros en los detalles.

A medida que pasa el tiempo y que me doy cuenta de más cosas sobre la vida me voy fijando en nuevos matices que a mi me parecen muy enriquecedores.

Hace poco estaba con un grupo de amigas hablando sobre cierto tema y, sin para mi venir a cuento, soltaban comentarios aislados e incluso sarcásticos, que ellas sí entendían y que para mi estaban fuera de toda relación con el tema inicial.

Cuando yo les preguntaba que por qué decían eso muchas veces me decían algo así como:

- Nada, cosas nuestras.

En un principio eso me dio pie a pensar que una de dos: O tienen alguna especie de sistema telepático o que realmente pueden seguir dos o más lineas argumentales diferentes a la vez, aun cuando estén hablando de otra cosa, y, a su vez, diferenciar entre los diferentes tipos de sarcasmo utilizado en función de la línea argumental que estén siguiendo (Que ya eso a mi me parecería la rehostia en verso, aunque igual me estoy haciendo una paja mental yo solo)

En el mejor de los casos, algunas veces me soltaban un:

- Rober, por esta razón y por esta, es que no te enteras de nada, ¿Eh?.

Y aunque para mi ese aspecto no tuviera demasiada relevancia sí que tenía "relación" con el tema que se estaba tratando por lo que yo en ese momento pensaba para mi:

- ¿Estaré perdiendo memoria? ¿Capacidad de concentración? ¿Me estoy volviendo más despistado con los años?

A veces no sé si quizás deba pensar menos... o trabajar más mi capacidad de concentración o mi atención por las sutilezas pero son perspectivas que para mi son todo un mundo virgen qué explorar.

Y nada, un saludo y muchas gracias por tu blog :-)