lunes, 17 de diciembre de 2007

Una sensación familiar

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista europeo fue a un templo budista en Japón, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.
El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros.
Las únicas piezas de mobiliario eran un futón, una mesa y un banco.
- ¿Dónde están sus muebles? - preguntó el turista.
Y el sabio, rápidamente, también preguntó: - ¿Y dónde están los suyos…?
- ¿Los míos? - se sorprendió el turista.
- ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!

- Yo también… - concluyó el sabio.


La vida en la tierra es solamente temporal. Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí Eternamente y se olvidan de ser felices. El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la INTENSIDAD con que suceden….. por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables como vosotros.

Huang Shi Quang

A mí a veces me pasa que tengo la sensación de que estoy de paso, de que de un momento a otro las cosas van a cambiar radicalmente, como si estuviera esperando en el vestuario a salir a la pista a jugar el partido. Lo malo de todo esto es que te pasas la vida esperando a que te ocurra "eso" que esperas y cuando te has dado cuenta lo único que ha pasado ha sido el tiempo. Sin embargo, como dice el cuento, lo que se te queda grabado son esos momentos inolvidables, esas pequeñas-grandes aventurillas de fin de semana, ese instante en que... y todo ocurrió como de casualidad, mientras esperabas.

2 comentarios:

MoHiKaNa dijo...

Cada día me sorprende más los proverbios que han escrito hace años, sobre todo, porque a pesar del tiempo tienen mucha razón.

Anónimo dijo...

Ahora SIEMPRE es el momento.